lunes, 3 de julio de 2017

Opciones en UVR o pesos para compra de vivienda

Es importante definir cuál de las dos alternativas le sirve más a su bolsillo, según los ingresos y capacidad de pago.



Las personas que adquieren vivienda nueva o usada a través de UVR tienen el beneficio de que si pagan su crédito hipotecario de este modo, se atienen al comportamiento de la inflación, que, si es baja, la cuota será más barata.

No obstante, de dispararse la inflación, afecta el monto de la cuota. Por ejemplo, las cuotas fijas en UVR son un sistema en el que la cuota aumenta mes a mes de acuerdo a la inflación. Sin embargo, resulta costoso porque ese valor mensual nunca disminuye.

Por otro lado, si el beneficiario decide escoger la opción de cuota media, obtiene el beneficio de que después de cumplir con la mitad del crédito, el valor de las cuotas disminuye., con la condición de que, según el banco, la capacidad de endeudamiento sea un poco más alta que la anterior.

Ahora bien, el pago de créditos para vivienda en pesos implica que los intereses sean un poco más altos. Sin embargo, lo positivo de esta modalidad es que las cuotas son fijas y se pueden trazar a un plazo determinado, según las condiciones de la entidad financiera.

El sistema en pesos ofrece la posibilidad de tener una tasa única anual. Es decir, si la persona que solicita el crédito ya decidió tomar esta opción, el asesor bancario le dará a conocer, de una vez, el valor de las cuotas con las que pagará su crédito hipotecario.

Es una excelente opción si se quiere saber cuánto se pagará al final del crédito, así podrá planificar mejor los ingresos y egresos, pues el préstamo ¿si lo cancela cumplidamente- no tendrá ninguna variación.

Eso no es todo, si el usuario cuenta con una buena capacidad de endeudamiento, podrá elegir que las primeras cuotas tengan un valor más alto, y así notará que su deuda con la el banco disminuirá considerablemente durante el transcurso de los meses.

Otra de las opciones son las cuentas AFC, las cuales permiten utilizar la retención en la fuente para cancelar la cuota inicial o las mensualidades del crédito. Esta figura de pago es muy usada por los empleados.

Estos pueden solicitar a su empresa un ahorro mensual, y cuando lo requiera, el valor es descontado y el empleador lo consigna directamente al banco. Cabe resaltar que en ese dinero también es consignada la retención). Es entonces cuando el empleado tiene la opción de usar esos recursos para comprar la vivienda.

En este punto es importante aclarar que las únicas personas que pueden usar las cuentas AFC son los empleados que pagan Retención en la Fuente sobre su salario (en 2012 aplica para quienes obtengan ingresos que superen los 3’680.000 pesos).

Para beneficiarse de una cuenta AFC es necesario no haber recibido un Subsidio de Vivienda ni estar cubierto por el Seguro sobre UVR.





Escribanos a los Correos: grupoenfincaraizcolombia@gmail.com Skype grupoenfincaraizcolombia síguenos en todas las Redes Sociales Grupoenfincaraizcolombia